Una crema muy fácil de hacer que se utiliza para hacer bizcochos o postres fríos

que se puedan mantener refrigerados hasta el momento de servirse puesto que la

crema chantilly es uno de los rellenos para postres que se derriten muy

rápidamente.